Vie. Oct 22nd, 2021

La Salle en la sangre

Por Jimena Fuentes

2017. Comencé mis estudios en el Cumbres de Cuernavaca.
Este colegio plasmo en mi vida una visión no solo religiosa sino muy humana. Me di cuenta de que servir, estar para los demás y entregarte en cuerpo y alma es lo que mas aporta en tu vida. ¿Por qué hablo de esto? Sencillamente porque me dio pie a conocer La Salle Cuernavaca.


Desde el primer momento sabes cuando estas en el lugar correcto, porque te sientes en casa, el ambiente y la calidad humana sobrepasaron mis expectativas, ya que nunca pensé que, aunque fuese por zoom, me sentiría tan bien. Mi papá estudio ahí en su adolescencia y siempre recalco la importancia humanística en una sociedad donde los valores están en carencia y poco a poco se olvidan.

La Salle, es una filosofía de vida y por esto me siento muy bien al formar parte de una familia que se entrega y te hace ver que toda falla es una experiencia, cada error, cada cambio de dirección, sigue siendo aprendizaje y siempre puedo ver mas allá de lo que existe.

La Salle es fusión: entre profesionalidad, humanidad y sencillez.