Lun. Sep 27th, 2021

El gran vuelo de Yolanda Zamora


Una gran trayectoria donde los finales llegan bien merecidos pero la nostalgia azota todo lo vivido.

UNAM. Una palabra que detonó el vaivén, donde la administración marcó el camino de una excelente confidente y maestra, la cual ahora se despide de un gran hogar; La Salle. 25 años en la enseñanza donde 18 han sido en La Salle y el resto en diversos lugares.

Su trayectoria ha estado marcada por la preparatoria y la universidad donde el aprendizaje de los estudiantes y el carisma de los profesores, hacen que se logre entregar el corazón en cada palabra. Primero lo que antes era la ECAI y de ahí un proyecto de emprendedores.

La preparatoria es su lugar predilecto pues “los jóvenes la hacen enojar” y es de los factores más divertidos que marcan la diferencia de ser maestro. Los jóvenes tienen la espontaneidad de aquellos que “se toman la vida muy enserio”. La preparatoria ha detonado sus ganas de ser niña de nuevo, pues con las risas también ha llegado el compromiso de jóvenes que ya han formado imperios.

“Extraño hasta las paredes” comenta riendo, pues ha sido una larga trayectoria la cual debe terminar en algún momento, y este momento llega demasiado pronto. Nos asomamos a un mundo de retos y de añoranza donde el final está muy cerca y es una merecida recompensa, donde nos acordamos de que “recordar es vivir”.